Tue. Aug 3rd, 2021

El calor extremo del verano se está extendiendo por grandes regiones de Norteamérica, lo que aumenta el riesgo de sufrir padecimientos relacionados con las altas temperaturas como la insolación y el agotamiento por calor. A continuación, ofrecemos algunos consejos de expertos para mantenernos frescos durante el calor, incluso sin usar aire acondicionado.

Mantenerse fresco e hidratarse con frecuencia son los dos factores más importantes para evitar los malestares y molestias cuando hace mucho calor. Si no cuentas con aire acondicionado, o si lo tienes pero aún así sientes calor, aquí hay algunos métodos para enfriar tu temperatura corporal y tu hogar:

  • Refresca tu piel con un rociador de agua fría o templada.

  • Bloquea las ventanas de tu casa con una manta o una sábana más oscura durante el día para evitar que entre el calor.

  • Si no tienes aire acondicionado, mantén las ventanas abiertas y enciende los ventiladores para que circule el aire. Wirecutter, una empresa de The New York Periods, ofrece guías y reseñas sobre los mejores productos para mantener tu hogar fresco.

  • Limpia tu frente con un paño frío.

  • Evita el ejercicio vigoroso al aire libre, si es posible.

  • Coloca cubos de hielo en tu botella de agua, especialmente si estás al aire libre.

  • Si planeas hacer ejercicio o necesitas trabajar al aire libre, bebe un granizado de antemano o moja tu cabeza con agua fría. Las duchas frías también pueden ayudar a refrescarte.

En el caso de los adultos, los Centros para el Management y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) recomiendan tener cuidado con los síntomas de agotamiento por calor que incluyen sudoración abundante piel fría, pálida y húmeda pulso rápido y débil náuseas o vómitos calambres musculares fatiga mareo o dolores de cabeza y desmayos. Si experimentas estos síntomas, toma sorbos de agua, ubícate en un lugar más fresco si es posible, aflójate la ropa y trata de tomar una ducha fría o coloca paños frescos y húmedos sobre tu cuerpo. Si vomitas o si esos síntomas empeoran o duran más de una hora, busca atención médica de inmediato.

Según los CDC, los síntomas de este padecimiento incluyen una temperatura corporal alta (40 grados Celsius o más) piel caliente, roja, seca o húmeda pulso rápido y fuerte dolor de cabeza mareo náusea confusión y desmayos. Si alguien experimenta esos síntomas, llama En Estados Unidos al 911 de inmediato (o a los servicios de emergencia de tu localidad) e intenta trasladar a esa persona a la sombra o a una zona más fresca united states paños húmedos o una ducha con agua fría para bajar la temperatura corporal. No se les debe suministrar líquidos.

Para confundir un poco más las cosas, la negación también puede ser un síntoma del golpe de calor. Una persona con un padecimiento relacionado con el calor puede comenzar a tropezar o parecer confusa o menos coordinada de lo habitual. Pregúntale si tiene dolor de cabeza, náuseas o mareos. Háblale sobre distintos temas para ver si presenta síntomas de confusión.

Si sospechas que una persona tiene un problema con el calor, sé precavido e insiste en que se ponga a la sombra o en un lugar fresco. Haz que beba agua y que rocíe su cuerpo con agua fría o que se frote con hielo o un paño frío. Si no se enfrían rápidamente, busca atención médica.

A los niños se les debe indicar que si sus amigos comienzan a actuar de manera rara, confusa o si empiezan a tartamudear, deben alertar a un adulto.

No existe una regla única para determinar la cantidad de agua que se debe beber, dijo Adriana Quinones-Camacho, cardióloga de NYU Lagone Wellness. Pero todo el mundo debería ingerir más agua de lo ordinary, y el acceso constante a los líquidos es clave. Bebe incluso cuando no tengas sed. Como perdemos electrolitos cuando sudamos, beber Gatorade u otras bebidas deportivas con electrolitos también puede ayudar, dijo la especialista. “Piensa en eso como si fuese un maratón, con la cantidad de personas que pueden sudar en un día como hoy”, dijo Quinones-Camacho.

Para determinar la cantidad de agua que debes beber, “tienes que vigilar tu organismo”, dijo James Mark, médico urgenciólogo en la Clínica Cleveland en Ohio. Si orinas con menos frecuencia de lo usual, o si tu orina se concentra y luce de un colour amarillo oscuro o dorado, es una señal de que debes beber más líquidos. Si orinas con frecuencia y la orina se ve clara, es possible que estés bien hidratado.

Evita consumir bebidas alcohólicas o con cafeína, porque pueden deshidratarte.

Comer frutas que contengan agua puede ayudar a refrescarte, dijo Quinones-Camacho. Si consumes alimentos salados, debes beber más agua para equilibrarlos. Evita los alimentos calientes que suben la temperatura del cuerpo, como la sopa.

Los niños pequeños son especialmente vulnerables al agotamiento por calor y la insolación. Los padres y las personas que cuidan de ellos deben estar atentos a su actividad durante el clima caluroso y planear actividades en las que tengan menos probabilidades de sobrecalentarse, como correr por donde hay aspersores de agua o jugar en una piscina. También asegúrate de que los niños lleven ropa liviana y de colores claros, usen protector photo voltaic y se hidraten con regularidad.

Si un niño está jugando fuera del agua, trata de mantenerlo en la sombra y considera llevar un rociador para humedecer su piel (y la tuya).

Si el clima está húmedo y hay una temperatura de 90 grados Fahrenheit o más (32 Celsius), los niños no deben jugar afuera por más de 30 minutos consecutivos. Mantén a los bebés menores de 12 meses fuera del sol tanto como sea posible.

Los adolescentes tienden a ser más activos que los adultos en el verano, dijo Mark, y deberían planificar para realizar sus actividades antes del mediodía, cuando el calor será menos intenso.

¿Cuáles son los signos del agotamiento por calor en los niños?

Si un niño tiene agotamiento por calor puede comenzar a sentirse mareado y con náuseas, sufrir calambres musculares o comenzar a vomitar. Su piel puede sentirse fría y húmeda al tacto.

Si ves estos síntomas en un niño, llévala a un lugar más fresco pídele que se siente o se acueste quita el exceso de ropa aplica un paño fresco y húmedo o agua sobre su piel y que beba agua.

¿Cuáles son los síntomas de insolación o golpe de calor en los niños?

“En un golpe de calor la piel está caliente y seca en lugar de fría y húmeda, y el niño está somnoliento y tal vez confundido”, dijo Claire McCarthy, pediatra del Boston Children’s Medical center y profesora asistente de pediatría en la Escuela de Medicina de Harvard. Los niños con insolación también pueden tener fiebre alta o convulsiones.

El golpe de calor también puede afectar a los niños pequeños que no han hecho actividades que demandan esfuerzos.

“Llevan ropa demasiado abrigadora en un ambiente caluroso o los dejan en un carro caliente o en una habitación que no tiene circulación o están en la playa envueltos en pleno sol”, dijo Tony Woodward, director médico de emergencia del medical center Seattle Children’s. “Ese tipo de elementos puede hacer que su temperatura suba con rapidez”.

Según el sitio world wide web para padres de la Academia Estadounidense de Pediatría, HealthyChildren.org, la mitad de los niños con insolación no sudan.

Si sospechas que un niño tiene un golpe de calor, llama al 911 en Estados Unidos o a tus servicios locales de emergencia e intenta enfriarlo hasta que llegue ayuda.

El calor extremo puede ser particularmente peligroso para los amigos peludos. Aquí presentamos algunas precauciones simples para proteger a los perros y otros animales:

  • Pasea a tu perro en la mañana o después del atardecer, cuando el aire y las calles están más fríos. Evita el ejercicio intenso de tu perro en días muy calurosos y húmedos, y busca caminos o aceras con sombra siempre que sea posible.

  • Siempre lleva agua y un recipiente plegable. Detente con frecuencia para asegurarte de que tu mascota esté lo suficientemente hidratada. El jadeo es la forma en la que bajan su temperatura corporal y provoca la pérdida de agua.

  • Si tu perro decrease la velocidad o intenta detenerse, déjalo descansar y toma descansos frecuentes.

  • Si tu perro muestra algún signo de sobrecalentamiento (jadeo excesivo, letargo, lengua de coloration rojo oscuro), llévelo a tomar agua fría lo antes posible. Ponerle encima una toalla o una prenda húmeda y fresca también pueden ayudar.

  • Si persisten los signos de angustia, acude a un veterinario de inmediato la insuficiencia orgánica puede ser rápida, irreversible y fatal.

  • Mantén a tu mascota acicalada y con el pelo recortado.

  • Una colchoneta de enfriamiento también puede ayudar a tu mascota.

“El problema más importante es mantenerse bien hidratado”, dijo Wayne McCormick, médico gerontólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. Las personas de la tercera edad deben beber mucho de su bebida de elección: “Puede ser agua, puede ser limonada, lo que sea que esté fresco”, dijo McCormick. Si la movilidad es un problema y alguien no puede llegar fácilmente a un lugar público fresco o a un espacio con aire acondicionado, como un centro comercial, McCormick recomienda que vayan al sótano de casa o que “bajen lo más posible” en su hogar.

Si una persona mayor muestra signos de debilidad, cansancio, mareos o náuseas, debe buscar atención médica, dijo Quinones-Camacho.

United states of america una sábana de algodón transpirable, dijo Mark. Puedes poner un ventilador cerca de tu cama y rociar la sábana con agua fría antes de dormir, o colocar las fundas de las almohadas y las sábanas en una bolsa de plástico y dejarlas en el congelador durante el día. Un baño o una ducha fría justo antes de acostarse también puede ayudar.

Mantente hidratado antes de ir a la cama, y si te despiertas en medio de la noche, bebe agua, dijo Quinones-Camacho.

Reporteo adicional de Tara Parker-Pope, Christina Caron, Gretchen Reynolds y Caitlin Kelly.